domingo, 19 de febrero de 2017

Febrero

   El árbol tiene el ramaje pardogrisáceo y sarmentoso. Es mi árbol ascético de todos los inviernos, el de la firme adustez que esconde una magnificencia de raíces.  Por las mañana, los gorriones revolotean a su alrededor y dan la apariencia de envolverlo en un hilo invisible. A veces se posan en una ramita precaria simulando anudar delicadamente el hilo de su red misteriosa y hablan entre ellos: -¿te parece bien aquí?, ¿te hace daño?-  He llegado a pensar que ese hilo existe, que es el que preserva la corpulencia seca de los desmanes de febrero y sólo ellos, los pájaros y el árbol, están en el secreto.

María Kitano

domingo, 12 de febrero de 2017

Asentidores

   El asentidor, nueva profesión mediática. La ejerce siempre alguien situado tras el orador político. ¡Recuerda tanto a aquella señorita circense, ligera de ropa, que aparecía en el escenario sólo para señalar, hiperbólica y muda, el engaño vistoso del prestidigitador! 

Chagall

jueves, 22 de diciembre de 2016

Feliz Navidad 2016

"Quintilla asonantada"

Cantan que era de noche
cuando nos nació el Señor;
y está bien pues, desde entonces,
un clarear nos acoge
y un ansia de luz mayor.



Anónimo 
 Monasterio Benedictinas de la Natividad de Nuestro Salvador Jesús (Madrid)


viernes, 21 de octubre de 2016

Y la vida continúa

   Vuelve a ser día 21 y vuelven a estar las horas rebosando ocupaciones, pero procuro exprimirlas como una balleta, con fuerza y coraje, para sacarles los minutos necesarios y seguir marcando los hitos del cordar permanente. Después los dejo en esta ventana a que se aireen. Hoy son estas palabras de Péguy que entresaco de un libro que nos ha dejado nuestro amigo Diego:
"Es de verdad un gran misterio esta especie de atadura de lo espiritual con lo temporal: casi podríamos decir que es una especie de injerto misterioso"
Georgia O´Keefe


jueves, 20 de octubre de 2016

Raúl Pizarro: Estar aquí

    El poeta Raúl Pizarro ha tenido a bien proponerme estar implicada en el acto de la presentación de su nuevo libro, Estar aquí, mañana, en su ciudad natal, a la que yo también quiero mucho y que ha dado y sigue dando tanta buena poesía: "Estar aquí" es un título excelente para un excelente libro de poesía; o debería decir de poesía, a secas, que eso tendría que bastar, porque tiendo a pensar que la única poesía es la excelente, otra no existe, otra no es: no hay poesía sin excelencia.

    Decía que me parece un título excelente porque a mí me recuerda a un maravilloso haiku de Issa que me atreví a traducir en esta ventana a partir de una versión al inglés de Robert Hass:

qué extraño es esto
estar viva y aquí
bajo el cerezo en flor.


    Y es que hay algo de sensibilidad oriental en estos poemas, Raúl, o a mí me lo parece, porque no son otra cosa -y no son menos- que una enorme sensibilidad para la maravilla que se esconde en lo cotidiano y -lo que es la clave de todo poema y la clave de la poesía misma- una enorme sensibilidad para sacar, a golpe de palabra, la maravilla oculta en el maremagnum de la vida más o menos anodina y rescatarla de su invisibilidad, darle presencia por medio de unas pocas palabras, de unos breves versos. De hecho, retener lo irretenible, rescatar lo irrescatable de la corriente del tiempo es la obsesión, creoo yo, común a estos poemas: algún momento de la infancia de sus hijas (que crecerán, que están creciendo), las primeras presencias del otoño, la paradoja del almendro, la fragilísima gota de rocío, las ciudades habitadas brevemente... y de fondo, como un bajo continuo, la amistad, la familia, la culpa... 

   Será mañana en el Claustro de Sto Domingo en Jerez, mañana a las 20:00 y contará con la presencia muy activa de Tony Ramos y Miguel Ángel Muñoz.


.
.



domingo, 9 de octubre de 2016

El Ciervo

   Del último número de la revista El ciervo:

-Dice de la poesía Irazoki en Orquesta de desaparecidos  que es "una intensidad de la mirada que despierta la conciencia".

-Dice Norbert Bilbeny en el artículo "El quién que lo precede todo": "Uno, temerario, piensa que la verdad es alguien."

- Dice Cecília Meireles en traducción de Marie-Christine del Castillo:
      
        "Mis días fueron aquellas granadas bruñidas
        colmadas de color, jugo y compacta dulzura.
        Y aquellas dalias, redondas colmenas
        henchidas de abejas y de viento y de horizontes.
        Mis días fueron aquellas oscuras raíces
        esclavas caminando bajo tierras humildes.
        Esas rosas duramente construidas
        y de pronto sopladas por labios displicentes.
        ¡Ah! mis días fueron aquellos sobrios cactus
        de rara flor coronada de coronas de espinas.
        Mis días fueron estos altos y fuertes muros,
        peso de enormes piedras y cansado límite,
        donde posaban soledades, engaños, verbos
        con una radiante constancia de mariposa"

-Y Andreu González Castro me incita a comprarme La conjura de los ignorantes de Ricardo Moreno Castillo (Pasos perdidos, Madrid, 2016)

Y más cosas, y más cosas...