sábado, 16 de febrero de 2013

Gris

   Que esta mañana se deslice del sol luminoso al gris y que el casi oculto sonido del aire haya pasado del bullicio asordinado propio de la primavera a este seco y distante trasegar de la brisa en invierno, como de cuchillo que rebana pan, destempla el cuerpo y predispone al desánimo. A ver cómo solucionamos el día.

Mondrian

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pensaba yo esta mañana que andaba entre colores grises . Y vás tú y lo escribes y describes . Un beso , Inma.Carmen Garrido

Inmaculada Moreno H. dijo...

Para eso sirve este invento: a 700 kms de distancia y sintiendo lo mismo.
Un beso, Carmen

Fernando dijo...

¿"Asordinado"?

(Salió el sol, ¿no?)

Inmaculada Moreno H. dijo...

No, no salió el sol. Lo ha hecho más tarde y un ratito sólo. Quise decir "como con sordina", ese extraño utensilio que se aplica a los instrumentos musicales para atenuar su sonoridad. ¿No te parece a ti que en primavera, incluso en el silencio, el aire suena a "vidilla" de una manera muy muy atenuada?

Fernando dijo...

Gracias por la aclaración.

Sí, la primavera es vida, movimiento, incluso en el silenco. En Madrid, algun día, incluso se oye cantar ya a algún pajarito.