domingo, 22 de septiembre de 2013

Con casi un día de retraso

    En situaciones como esta se da una cuenta realmente de lo que debería ser obvio: que, en aquello que es constante, los números, las fechas, son etiquetas añadidas, clasificaciones torpemente anecdóticas.

2 comentarios:

Fernando dijo...

Felicidades, Inmaculada.

(No sé por qué este mes se me ocurrió eso).

Inmaculada Moreno H. dijo...

Pues muchísimas gracias, Fernando.
Tal vez intuyes que es bueno pensar/sentir así.