sábado, 9 de noviembre de 2013

Cansancio reparador

   Semanas como esta le hacen a una identificarse con esos esforzados caballistas que participan en carreras en las que, además, han de ir recogiendo conos del suelo o ensartando argollas encintadas que les obligan a contorsiones precarias a galope tendido. Estos acelerados equilibrios con las horas han sido, a la vez, agotadores y gratificantes porque se han visto llenos de reencuentros y propuestas. No os extrañe que quiera definir el resultado de la semana con un simple oxímoron: sí, me levanto hoy sábado con la sensación de que estos días me han supuesto un maravilloso cansancio reparador.

Van Gogh

   

2 comentarios:

Fernando dijo...

Admirable, Inmaculada.

Espero que el descanso del fin de semana no te estropeara la buena sensación.

Inmaculada Moreno H. dijo...

Jajajaja. No, no me estropeó nada el fin de semana.
Muchísimas gracias.