lunes, 23 de junio de 2014

Enhorabuena a todos los que se han esforzado

Me propongo poner fin a este parón en el blog. No ha sido una parada voluntaria, el fin de curso cada vez es más absorbente en los Institutos de Secundaria.  Como mi discursito de fin de curso  hablaba de libros y de gentes, me reincorporo a esta ventana con un amplio fragmento del mismo:
  (...)  No debéis creer a aquellos que os dicen que el destino nos viene dado, que el camino lo tenemos trazado de antemano: NO ES VERDAD: “Se hace camino al andar”, que dijo D. Antonio (Machado, naturalmente). Esa es la verdad. Cada uno cuenta con condiciones, pero todos y cada uno de vosotros ha de decidir cómo aprovechar y disfrutar las buenas y cómo superar las contrarias.   No os olvidéis de que Don Quijote vivió sus mejores aventuras cuando torció el camino que le escribió el falso autor, Avellaneda.
Hace pocos días, a raíz de un poema de Cernuda, en una de vuestras clases de 4º, surgió la mención de Ulises. También en PCPI hace unos meses hablamos de Ulises y sé que con la profesora de Cultura clásica habéis sabido igualmente de él: el gran luchador que se pone en camino, después de una atroz y devastadora guerra, hacia su nueva meta (esa meta se llamaba Ítaca). Pues bien, ahí está la clave: buscad cada uno vuestras propias metas, vuestras personales Ítacas, y no temáis equivocaros al elegirlas si lo habéis hecho con rectitud de conciencia: seguid recordando que “Se hace camino al andar”. Ítaca será aquello en lo que seáis capaces de poner toda vuestra pasión, vuestra capacidad de lucha, vuestra esperanza más luminosa. Pero eso no es suficiente. Otro poeta (Kavafis) escribió que las Ítacas, las metas a las que arribar, son imprescindibles porque nos hacen iniciar la travesía, pero que lo que en realidad importa es ésta, la travesía, el camino. Disfrutadlo: estudiad y trabajad con pasión: amad lo que hagáis y compartidlo. Poned toda la pasión de la que sois capaces en aprovechar al máximo y disfrutar de vuestras mejores condiciones. En la medida en que pongáis decisión y pasión en vuestros pasos estaréis haciendo más rica vuestra vida (“Se hace camino al andar”). Invitad a ella, a vuestra vida, al amor y a la solidaridad; hacedle un cerco al egoísmo, es el peor compañero de viaje porque es la semilla de la infelicidad. No os amedrentéis ante el esfuerzo: sólo el esfuerzo nos hace fuertes.  Ah, y un consejo más: leed buena literatura; de los hombres sabios y de los buenos libros aprendí todo lo que acabo de  deciros.

3 comentarios:

Charo dijo...

Inma, qué buen discurso, cuánta sabiduría! Ojalá esas criaturas te hayan entendido y lo hagan!

Inmaculada Moreno H. dijo...

Gracias. A ver si acaba este maratón y nos vemos un ratito en julio.

alberto boutellier dijo...

Extraordinario mensaje a tus alumnos lleno de matices y sabios consejos.