lunes, 4 de agosto de 2014

Una razón para escribir

   Escribir ¿para qué? Para intentar retener algo de la vida imparable. En la literatura, el alfabeto hace las veces de esos finísimos alfileres que sujetan postales y fotografías sobre un corcho; como ellos, las minúsculas letras, los fonemas, las palabras, mantienen sobre el mapa de la existencia nuestros queridos despojos pequeñitos, nuestros sucesivos esqueletos de vida huidiza. Lo escrito permanece, sí, y la literatura escrita tiene, por ración doble, ese empeño de luchar contra lo pasajero. 
  Escribir es dejar en este mundo muescas que marquen lo que fue nuestro: el dolor, o la paz, o la maravilla.

Pam Ingalls

4 comentarios:

Ana Marquez Vazquez dijo...

Una razón para escribir es que yo pueda leerte y disfrutarlo

Inmaculada Moreno H. dijo...

Un beso muy fuerte. Gracias por decir eso.

Cielo dijo...

Exacto, es dejar una huella
que quizá se borre enseguida
pero fue huella.

un placer como siempre.

Anónimo dijo...

Como me gusta lo de los alfileres.Es como tus poesías de Don los ríos.Yo me entiendo Feeling .Un beso Carmen Garrido