martes, 3 de julio de 2012

¡Horror, qué error!

   Pues sí, nadie se ha dado cuenta, pero se la dará todo el mundo (y, si no, sería peor: si nadie acaba dándose cuenta significaría que nadie habrá leído el libro). Me han atribuido un poema de Mascha Kaléko a mí y yo únicamente soy la traductora. No sé en qué momento se traspapeló en la impresora, en maquetación, en una carpeta...  Ayudó que el poemita mencionara la cruz siendo su autora judía. Qué sé yo. No me acusen de plagio, ha sido una errata. ¡Qué horror de error!
   Lo único que está en mis manos es dar fe de la errata, avisar a Javier Sánchez M. (ya lo he hecho) y copiar aquí las dos versiones:


ALTES REZEPT

Nimm das Dasein als Bewährungsfrist,
ohne klagen, ohne fragen.
Schweigend steig hinauf die dunklen Treppen,
weil es immerhin noch leichter ist,
sein Kreuz zu tragen,
als es zu schleppen.

            (Das himmelgraue Poesie-Album)


VIEJA RECETA

Tómate la existencia como tiempo de prueba,
sin quejas, sin preguntas.
Sube calladamente la sombría escalera,
porque, después de todo, resulta más liviano
cargar la propia cruz
que irla arrastrando. 


3 comentarios:

Enrique García-Máiquez dijo...

Como el poema es estupendo, y entra dentro de tu mundo, tampoco es para tanto el error. Y en una revista, ¿no? donde esas ligerezas tienen más pase que peso. Seguro que Kaléko te lo presta, con lo que te debe...

Fernando dijo...

Me quedo con "resulta más liviano / cargar la propia cruz / que irla arrastrando". Como diría Enrique (más o menos), los versos más míos los han escrito otros.

(Curioso: cualquiera hubiera traducido "cargar con la propia cruz". Tu traducción es más precisa, creo).

Inmaculada Moreno Hernández dijo...

Gracias a ambos. Le iba a enviar a la heredera de los derechos un ejemplar de la revista, pero ya no me atrevo.
Y, respecto a haber elegido "cargar la propia cruz", ha sido por cuestión de ritmo: cada verso lleva el acento en la misma sílaba, la sexta´(los dos últimos versos acentualmente cuentan como uno); si le añado "con" el acento en ese verso se desplazaría a la 7ª sílaba. La versión en alemán acentúa en la sílaba 7ª cada verso, e igualmente, los dos últimos actúan como uno. Siempre que he podido, he procurado darle la importancia al ritmo que le daba ella.