martes, 4 de diciembre de 2012

Un cierto coraje

   Que sí, que sí, que a la vida hay que echarle pasión. Se lo digo con frecuencia a mis alumnos: que no se puede vivir ni en el medaigual ni en el yonopuedo, que nuestros abuelos (bueno, mis abuelos, los bisabuelos  de ellos) tenían razón, que las dificultades ejercitan la musculatura de las intenciones -la voluntad-, que la vida sin cierto coraje es la modorra de un borracho; que luchar por algo bueno, por algo bello, te convierte en el héroe de tu propia vida...  

Marc Chagall

(...Ella habría cumplido hoy 43 años) Y, ahora, que suene cualquier suit para chelo de Bach.


3 comentarios:

Fernando dijo...

Es importante lograr esos valores en la edad de tus alumnos, Inmaculada. A mí me educaron para ser muy resistente (y aún lo agradezco) pero no para ser valiente (y aún lo lamento).

Maravillosa la ilustración, como siempre.

Gonzalo dijo...

No tuve la suerte de conocerla. Si se parecía a su hermana, en su memoria,
que suene fuerte el chelo de Rastropovich en "El Preludio de la Suite No.1 de Bach".
Pueden escucharla en el facebook de la Academia de Bellas Artes de El Puerto.

Inmaculada Moreno H. dijo...


Cuido mucho las ilustraciones, Fernando; amo la música casi tanto como la poesía, Gonzalo. Y, sí, me hubiese gustado que la coonociera.
Un abrazo fuerte para los dos y muchas gracias.