miércoles, 31 de octubre de 2012

Casi un poema

           
               Puede que un día te decidas:
             o el laberinto, o la estrella
             ¿qué escogerás?

Leonora Carrington

4 comentarios:

Fernando dijo...

Siempre, siempre
el suelo
aunque sea un laberinto.

Inmaculada Moreno H. dijo...

Pues yo no sé decidirme: tener los pies en el suelo está bien (es necesario) pero ¿qué sería de mí si perdiera de vista la perfección utópica que me hace estirarme hacia arriba y que, de algún modo, da algo de luz al laberinto?

Fernando dijo...

Has hecho un comentario de muchacha joven, Inmaculada. ¡Muy bien!

Perdona la impertinenca.

Inmaculada Moreno H. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.