miércoles, 21 de agosto de 2013

De nuevo, mi homenaje

Copio el siguiente poema tomado del libro  Quienes rondan la niebla, de Rafael Adolfo Téllez:


HOMENAJE

En mi aldea, alguna vez,
mi hermana murió, la que bordaba,
la que cantó en las alcobas la canción del porvenir.
Murió en mí mi amor,
la oscura muchacha, la que quise.
Solíabtrenzar en las tardes, a mi lado, el infinito.
En su edad mis padres languidecen
al pie de un territorio de leyendas y sombras.


Murió mi eternidad y estoy velándola.



P.S. Y, mientras tanto, Antonio R.T. avisa en facebook del esplendor de la luna y me parece que todo tiene que ver y que viene junto...

P.S.2. Aunque Cristina no tiene nada de oscura y sí de claridad radiante, siempre lo ha tenido.


4 comentarios:

Eugenio Martínez dijo...

Sí "todo tiene que ver y viene junto" porque hay presencias que ni la ausencia puede privarnos de su compañía.

Inmaculada Moreno H. dijo...

Es cierto, Eugenio. Nadie como vosotros lo puede entender mejor.

Anónimo dijo...

¿Y por qué yo, cuando leo estas cosas lloro?

Inmaculada Moreno H. dijo...

Gracias por tu sensibilidad, seas quien seas, anómimo.